100% Manzanilla Cacereña
ACEITE DE OLIVA
VIRGEN EXTRA
100% Manzanilla Cacereña
ACEITE DE OLIVA
VIRGEN EXTRA
Anterior
Siguiente
100% Manzanilla Cacereña
ACEITE DE OLIVA
VIRGEN EXTRA
100% Manzanilla Cacereña
ACEITE DE OLIVA
VIRGEN EXTRA
Anterior
Siguiente

¿Qué es un olivo?

Un olivo
Es un viejo, viejo, viejo
Y es un niño
Con una rama en la frente
Y colgado en la cintura
Un saquito todo lleno
De aceitunas

Nacimos con los pies descalzos pisando la tierra pizarrosa donde crecían nuestros olivos. Los veíamos crecer al igual que nosotros creciamos, los veíamos sufrir al igual que nosotros sufríamos y los veíamos henchidos de felicidad al igual que nosotros éramos felices.

Nuestro compañero silencioso, anclado en esos bancales, anclado en ese paisaje, adorado, inmenso, espectacular, sin igual,… que la madre naturaleza regala.

Recogíamos sus frutos como hacían nuestros abuelos, como siempre. Verdeábamos, como siempre y elaborábamos el aceite, como siempre.

Pero ese jugo que nacía de las entrañas del olivo, ese aroma, ese sabor, ese color,… no era un simple aceite, era… el aceite.

Como aquel que saboreaban los fenicios en el año 1050 a.C. o como aquel aceite que viajaba por la Ruta de la Plata hasta Roma y que saboreaba el emperador Adriano y que tanto, tanto le gustaba que hasta acuñó monedas con un ramo de olivo y la leyenda HISPANIA

Así nació ERA MATEA,… el aceite, … el regalo de la naturaleza!!!!! 

Ubicación

Al sur de Salamanca, en un valle regado por el agua pura de la Sierra de Béjar y acariciado por el sol de Extremadura, nuestros olivos, centenarios, nos regalan el mejor aceite…

100% Manzanilla Cacereña

La Tierra

Terreno pizarroso, abrupto, ácido, ligeramente inclinado. Las raíces se hunden entre las piedras buscando la humedad y facilitando el mejor drenaje.

100% Manzanilla Cacereña

El agua

La Sierra de Béjar abastece con sus fuentes, a toda la comarca, del agua proveniente del deshielo de sus nieves. Agua pura, agua muy blanda, sin carbonato cálcico. Aguas frescas. Aguas rápidas.

100% Manzanilla Cacereña

El sol

La orientación de los olivares, hacia el Sur, hacia Extremadura, otorga un excelente maduro a las aceitunas.

100% Manzanilla Cacereña

Los olivos

La manzanilla cacereña. Variedad que hace siglos predomina casi en exclusividad, el Sur de Salamanca y Norte de Cáceres. Árbol de tamaño mediano, de gran longevidad, con ejemplares de 500 a 700 años.

Árbol muy rústico que prospera en suelos pobres y ácidos.

 

La manzanilla cacereña, frente a otras clases de aceitunas,  tiene un contenido en aceite escaso  aunque de máxima calidad. Está considerado como uno de los mejores aceites del mundo.

 

100% Manzanilla Cacereña

La Tierra

Terreno pizarroso, abrupto, ácido, ligeramente inclinado. Las raíces se hunden entre las piedras buscando la humedad y facilitando el mejor drenaje.

 

100% Manzanilla Cacereña

El agua

La Sierra de Béjar abastece con sus fuentes, a toda la comarca, del agua proveniente del deshielo de sus nieves. Agua pura, agua muy blanda, sin carbonato cálcico. Aguas frescas. Aguas rápidas.

 

100% Manzanilla Cacereña

El sol

La orientación de los olivares, hacia el Sur, hacia Extremadura, otorga un excelente maduro a las aceitunas.

 

100% Manzanilla Cacereña

Los olivos

La manzanilla cacereña. Variedad que hace siglos predomina casi en exclusividad, el Sur de Salamanca y Norte de Cáceres. Árbol de tamaño mediano, de gran longevidad, con ejemplares de 500 a 700 años.

Árbol muy rústico que prospera en suelos pobres y ácidos.

La manzanilla cacereña, frente a otras clases de aceitunas,  tiene un contenido en aceite escaso  aunque de máxima calidad. Está considerado como uno de los mejores aceites del mundo.

El producto: aceite de oliva virgen extra

Aceite profundo, amargo, picante y muy frutal. El zumo de la aceituna de la variedad manzanilla cacereña, recolectados en su envero ( punto óptimo de maduración) presenta un equilibrio entre el picante, amargo y dulce, y un alto frutado verde que recuerda a hierba recién cortada, a manzana verde, macedonia y tomatera,  lo que hacen de este aceite un auténtico perfume para aderezar nuestros mejores platos.

 

Cabe destacar la elevada concentración de ácido oleico, ácido graso monoinsaturado de la serie omega 9. En el aceite de oliva en general,  se encuentran concentraciones entre el 55 y el 80% y en el caso de manzanilla cacereña encontramos valores entre el 78 y el 85%.

 

El ácido oleico ejerce una acción beneficiosa en los vasos sanguíneos reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Especialmente recomendado para su consumo en crudo, ensaladas, pescados o como parte de un buen desayuno

 

Recetario

Ingredientes

Una hogaza de pan rústico de miga prieta
Aceite de oliva virgen Extra Era Matea
Una pizca de sal.

Elaboración: (por comensal)
Cortamos con un cuchillo panadero 2 rebanadas , las tostamos ligeramente.
En un plato de postre, vertemos el aceite en cantidad suficiente para sucar el pan . Echamos una pizca de sal en el plato donde hemos vertido el aceite.
Suque el pan, partido a trozos con las manos, deleítese de esa experiencia de nuestros abuelos.
Es un placer